El cobre cayó este lunes debido a la incertidumbre por la crisis de deuda griega y por la política monetaria estadounidense.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) finalizó en 8,970 dólares la tonelada desde los 9,050 dólares del cierre del viernes.

El metal ha caído más del 11% desde un máximo histórico de 10,190 dólares tocado el 15 de febrero.

"La incertidumbre por la política monetaria estadounidense y por la crisis de la deuda de la zona euro es suficiente para mantener la cautela en los mercados", dijo un analista de Credit Agricole, Robin Bhar.

La Reserva Federal de Estados Unidos rebajó sus previsiones para el crecimiento económico del país la semana pasada pero no ofreció indicios de un respaldo monetario adicional, diciendo que la recuperación debería acelerarse gradualmente hacia el 2012.

El gasto de los estadounidenses en consumo no registró cambios en mayo por primera vez en casi un año, reflejando probablemente un desplome en las ventas de autos, mostraron cifras del Gobierno que también apuntaron a un alza en las presiones de la inflación subyacente.

En Europa, el parlamento griego comenzaba a debatir este lunes un plan de austeridad muy impopular que los prestamistas internacionales quieren ver aprobado esta semana para evitar la amenaza del incumplimiento de pagos.

El aluminio cerró en 2,510 dólares desde 2,500 dólares al cierre del viernes.

El zinc terminó estable en 2,254 dólares desde 2,254 dólares.

El plomo finalizó en 2,570 dólares desde 2,580 dólares.

El estaño estuvo en 25,100 dólares desde 24,925 dólares.

El níquel cotizó en 22,225 dólares frente a 22,150 dólares.