Londres - El cobre retrocedía este jueves ante la fortaleza del dólar y después de datos que mostraron que el mayor consumidor de metales del mundo, China, afronta desafíos económicos que lo podrían llevar a aplicar estímulos económicos para apuntalar el crecimiento.

En julio, el crecimiento de la producción fabril de China se enfrió a su peor ritmo en más de tres años, mientras que la inflación anual del consumidor se desaceleró a un mínimo de 30 meses para ubicarse en 1.8 por ciento.

El cobre a tres meses en la bolsa de metales de Londres se cotizaba en 7,541 dólares la tonelada a las 1024 GMT, en relación al cierre del miércoles de 7,550 dólares. Los volúmenes eran menores debido a la temporada de vacaciones de verano boreal que se desarrolla en Europa.

Aunque algunos operadores dijeron que las cifras de China estuvieron dentro de las expectativas, otros afirmaron que éstas ofrecen argumentos suficientes para que Pekín tome medidas en su política económica y monetaria.

"Los datos chinos entregados en la madrugada incrementaron la esperanza de más estímulo. La presión inflacionaria continúa aliviándose pero la economía sigue estando sin fuerza", dijo Guy Wolf, estratega de Marez Spectron en Londres.

Mientras, el dólar estaba sólido ante una cesta referencial de monedas. Un dólar más fuerte hace que las materias primas cotizadas en la unidad sean más costosas para quienes tienen otras divisas.

Rob