Nueva York/Londres- El cobre cayó este jueves a un mínimo de tres semanas y se ubicó debajo de un nivel clave de apoyo debido a que las demoras en la aprobación de un plan de rescate de Grecia y la débil demanda física de China siguieron afectando la confianza del mercado.

Tras el descenso, el metal se encaminó a su mayor pérdida semanal en dos meses.

La caída del cobre fue limitada por un rebote del euro contra el dólar y una amplia escalada de las acciones.

El cobre para entrega a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajó a mínimos de sesión de 8,205 dólares, el nivel más bajo desde el 23 de enero, antes de recortar pérdidas más tarde para cerrar con baja de 70 dólares, a 8,300 dólares.

En Nueva York, el cobre para marzo cayó 1.05 centavos, a 3.7910 dólares por libra, en operaciones entre mínimos de tres semanas de 3.7275 dólares y 3.8125 dólares.

El cobre logró subir en las últimas horas de negociación del mercado luego de que un funcionario de la zona euro dijo que los líderes europeos estaban dando los toques finales a un segundo paquete de rescate financiero que Grecia necesita para evitar un caótico incumplimiento de pagos.

"Lo que esto significa para los metales tiene más que ver con cómo afecta a China y Estados Unidos. Estados Unidos tiene una frágil recuperación económica y (la crisis de deuda griega) está afectando las exportaciones chinas a la zona euro. Creo que el cobre podría caer a entre 8,000 y 7,000 dólares, dependiendo de cuánta gente esté dispuesta a tomar ganancias", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB.

La confianza en el mercado fue impulsada por datos que mostraron que el número de solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada a cerca de un nivel mínimo en cuatro años, lo que sugiere que el mercado laboral estadounidense está ganando impulso.

El mercado también fue golpeado por una advertencia de Moody's de que podría bajar la calificación de 17 instituciones financieras globales y 114 europeas, en otra señal de un contagio de la crisis de deuda de la zona euro al sistema financiero mundial.

La pobre demanda de China, el mayor consumidor mundial de cobre, también siguió pesando en el mercado del cobre.

ros