El cobre repuntó el jueves, tras tocar mínimos de seis años y medio; después de que un rebote en los precios del petróleo le dio un respiro a los inversionistas que están preocupados por la salud de la economía mundial.

El declive del precio del petróleo reduce los costos para las mineras, permitiéndoles seguir produciendo con precios más bajos para los metales, lo puede crear un superávit de existencias.

El crudo Brent tocó un nuevo mínimo en 12 años el jueves, ante la perspectiva de más suministros de Irán, aunque posteriormente repuntó, luego de que se produjeran algunas coberturas de posiciones cortas.

Las acciones chinas avanzaron hasta 2% mientras que el yuan se depreció nuevamente.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres se hundió hasta 4,329.50 dólares la tonelada, el menor nivel desde mayo del 2009, antes de revertir sus pérdidas y cerrar con un avance de 0.6%, a 4,415,50 dólares.

El cobre ha caído cerca de 7% en lo que va del año, tras perder alrededor de 25% en el 2015.

Entre otros metales industriales, el aluminio a tres meses subió 1.3%, a 1,482.50 dólares por tonelada.

El estaño finalizó estable, a 13,350 dólares por tonelada, después de llegar a caer a 13,095 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde julio del 2009.