Nueva York/Londres- Los precios del cobre registraron este viernes su mejor desempeño semanal desde fines de febrero, impulsados por sólidos resultados corporativos en Estados Unidos y menores preocupaciones por la deuda europea.

El cobre avanzó 2% en la jornada y estuvo cerca de ser uno de los mayores ganadores del índice de materias primas Thomson Reuters-Jefferies CRB Index.

El metal cobró fuerza junto con las acciones y el euro, luego de que un inesperado aumento en la confianza empresarial alemana impulsó el apetito de inversores por el riesgo.

Los datos y resultados trimestrales mejores de lo esperado de importantes compañías estadounidense ayudaron a los precios en Londres a mantenerse al alza tras anotar mínimos de tres meses esta semana y a superar el nivel psicológico de 8,000 dólares por tonelada por cuarto día consecutivo.

"Lo que está impulsando al cobre es el hecho de que se ha evitado una crisis Europea, en el corto plazo", dijo Adam Sarhan, de Sarhan Capital.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió 140 dólares, a 8,190 dólares por tonelada, casi 4% por debajo de un mínimo semanal visto el lunes de 7,885.25 dólares, su precio mas bajo desde fines de enero.

En Nueva York, el cobre para mayo subió 7.05 centavos, o 1.9%, a 3.6980 dólares por libra, en operaciones entre 3.6245 y 3.7125 dólares.

La escalada se inició cuando se dio a conocer que el sentimiento de los empresarios alemanes subió inesperadamente por sexto mes consecutivo en abril, en una señal de que la mayor economía de Europa sigue avanzando a un ritmo mayor al de sus pares y no se ve afectada por las preocupaciones sobre la crisis de deuda de la zona euro.

En respuesta, el euro ascendió hasta un máximo de dos semanas contra el dólar este viernes, dado que inversores optaron por los activos de riesgo después de comentarios de que el Grupo de los 20 se comprometería a aumentar las contribuciones al Fondo Monetario Internacional en más de 400,000 millones de dólares.

Pero analistas advirtieron que las ganancias durarían poco debido a que las preocupaciones sobre las finanzas españolas, que impulsaron los temores sobre la crisis de deuda de la zona euro, volvieron al centro de atención de los inversores.

Los rendimientos de los bonos españoles a 10 años superaron 6% este viernes, luego de que una subasta de deuda en la sesión previa no logró calmar las dudas a largo plazo sobre la salud fiscal del país.

ros