Nueva York/Londres - El cobre anotó su mayor pérdida semanal desde diciembre este viernes, ante la falta de demanda física de China, el nerviosismo por un esperado acuerdo para un paquete de rescate para Grecia y señales técnicas pesimistas.

Tras escalar más de 15% este año a su mayor nivel en cinco meses de casi 8,800 dólares por tonelada en Londres la semana pasada y de 4 dólares por libra en Nueva York, los precios quedaron vulnerables a una mayor presión a la baja en la semana que viene, dijeron analistas.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó 125 dólares, a 8,175 dólares la tonelada. En la semana, el cobre perdió más de 3.5% de su valor.

En Nueva York, el contrato para marzo perdió 8.30 centavos, o 2.2%, a 3.7080 dólares por libra, cerca del menor nivel de un rango de sesión de entre 3.6935 y 3.8320 dólares.

Mientras que el amplio optimismo en el mercado en torno a un acuerdo para que Grecia obtenga un nuevo paquete de rescate, previsto para el lunes, ayudó a impulsar a las acciones mundiales a máximos de 6 años y medio y al euro contra el dólar, el cobre no logró seguir la tendencia.

Los precios del cobre se mantuvieron a la baja durante gran parte del día, debido a que las perspectivas de demanda en el corto plazo, en particular de China, se desvanecieron.

"La esperanza sobre la asistencia financiera a Grecia está impulsando al mercado, está bastante optimista hoy, pero la recuperación es frágil y deberíamos estar preparados para ver precios más bajos", dijo el analista de Commerzbank, Daniel Briesemann.

"Si uno mira a China, se puede ver una continua acumulación de inventarios, que muestra que su demanda se está enfriando un poco", agregó.

La confianza en el mercado de cobre fue afectada en los últimos días por menores señales de demanda de China, que representa 40% de la demanda mundial del metal y que puede fácilmente impulsar o debilitar cualquier escalada del mercado.

ros