Londres- El cobre operaba estable este jueves tras un desplome de 2% en la sesión previa, y se dirigía a cerrar el trimestre con un aumento de 10%, aunque las dudas acerca de la demanda de China generaban nerviosismo entre los inversionistas y mantenían al metal dentro de un rango acotado.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) operaba a 8,346 dólares la tonelada a las 1415 GMT, con muy pocos cambios desde el cierre del miércoles a 8,349 dólares.

"No hay dirección en este momento, algunos fondos están intentando vender pero tan pronto como (el cobre) baja a 8,200 dólares se producen compras. Nunca he visto al cobre oscilar levemente por tanto tiempo", dijo David Wilson, analista de Citi.

El metal ha operado dentro de rangos acotados desde inicios de febrero, pero se dirige a anotar un incremento de 10% en este trimestre gracias a un fuerte desempeño en enero.

No obstante, algunos analistas se mantienen optimistas sobre las perspectivas del cobre.

"Hay un aumento de suministros en todos los metales, pero el cobre arriesga otro déficit y sabemos que China tiene escasos suministros. (China) necesita importar millones de toneladas", dijo Nick Moore, analista de RBS.

ros