Londres - El cobre operaba estable el martes, apuntalado por una baja del dólar, pero también presionado por las preocupaciones sobre los problemas de la deuda de la zona euro, ante una escalada de los rendimientos de los bonos españoles e italianos.

Las operaciones eran limitadas antes de un encuentro monetario de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) se negociaba a 7.510 dólares al mediodía en Londres.

El lunes había cerrado al mismo valor, tras registrar más temprano 7.615 dólares, récord desde el 30 de mayo, tras la victoria electoral en Grecia de los partidos pro-rescate.

"Los metales iniciaron la semana con un tono de apoyo pero las preocupaciones han regresado a España, con un alza de los rendimientos de los bonos gubernamentales", dijo en Barclays el analista Gayle Berry.

"En los últimos meses hemos visto un cambio más decisivo en las posiciones de mercado, desde ligeras a neutrales, y ahora están más cortas, por el aumento de las preocupaciones sobre la situación de la deuda soberana europea y el crecimiento chino", agregó.

El costo del crédito a corto plazo de España creció al máximo nivel desde 1997 en una venta de deuda del martes. Los inversores estaban preocupados de que el país pronto pudiera verse forzado a pedir asistencia internacional.