El cobre subía este martes por la debilidad del dólar, aunque el avance era limitado por las preocupaciones sobre un contagio de la crisis de deuda de la zona euro y sobre la demanda china.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) operaba en 8,937.75 dólares por tonelada. El lunes, el metal cerró en 8,795 dólares cuando perdió 3% y tocó un mínimo de una semana.

"Estos son mercados que siguen increíblemente sensibles a cualquier tipo de dato macroeconómico (...) aunque hemos visto una mejora en los precios, no me sorprendería del todo que los valores caigan de nuevo mañana", dijo el analista Gayle Berry, de Barclays Capital.

"Este tipo de fluctuación nerviosa en los precios va a seguir siendo muy evidente en los mercados hasta que estos se muestren más cómodos con el descenso macroeconómico", agregó.

Los mercados financieros se estabilizaron este martes tras un día de caídas por los temores sobre la crisis de deuda de la zona euro, aunque asimilaron nuevas advertencias de que la crisis podría apuntar a una etapa más peligrosa.

Un informe positivo sobre la economía alemana ayudaba al euro a recuperarse desde los mínimos de dos meses contra el dólar que tocó en la última jornada, aunque la moneda única se mantenía frágil.

Las ventas de casas nuevas unifamiliares en Estados Unidos aumentaron inesperadamente en abril para anotar su segundo mes seguido de avance, al tiempo que los precios de las viviendas subieron, mostró el martes un informe del Gobierno que dio cierta esperanza para el sector.

Esta semana, datos económicos en Estados Unidos y Europa apuntaron a una desaceleración del crecimiento económico, mientras que el menor ritmo de expansión en las fábricas chinas este mes está alimentando temores sobre la demanda de metales básicos.

El zinc estaba en 2,196.50 dólares, respecto a 2,119 dólares un día antes.

El plomo operaba en 2,489 dólares, desde 2,419 dólares en la víspera.

El aluminio cotizaba en 2,535 dólares, frente a 2,478 dólares en la jornada previa.

El níquel se ofrecía a 22,880 dólares, contra 22,400 dólares en la jornada anterior.

El estaño se transaba en 26,845 dólares, comparado con 26,725 dólares por tonelada el lunes.