El cobre subió casi 1% este martes debido al alza del euro frente al dólar por las expectativas de que los líderes europeos se pondrán de acuerdo para impedir que Grecia caiga en cesación de pagos, aunque persistían las preocupaciones sobre la demanda.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 9,080 dólares por tonelada, anulando sus pérdidas tras caer casi 1% a 9,005 dólares en la última jornada.

El metal seguía más de 10% debajo del nivel registrado el 15 de febrero, cuando marcó un máximo de 10,190 dólares la tonelada.

"Todos los ojos están puestos en el voto de confianza de Grecia en el parlamento (...) creo que la gente sigue esperando lo mejor y no temiendo lo peor", dijo el analista Leon Westgate de Standard Bank.

"Todo parece relacionarse con el rebote del euro. Es una escalada de alivio que alentó cierta cobertura de posiciones vendidas", agregó.

El apetito por el riesgo mejoró en los mercados y el euro avanzaba por cuarta jornada ante el optimismo de que el primer ministro griego, George Papandreou, sobrevivirá a un voto de confianza este martes que ayudaría a evitar un incumplimiento en el pago de deuda del país.

Otras noticias económicas también influyeron en el mercado de cobre.

Las ventas de casas usadas en Estados Unidos cayeron a un mínimo de seis meses en mayo y los precios bajaron 4.6% respecto al mismo mes del año anterior, mostrando un mercado inmobiliario que aún no logra dejar atrás los efectos de su última crisis.

Por el lado de los fundamentos, las preocupaciones por la demanda persistían después de que China mostro que las llegadas de cobre refinado a China bajaron 6.9% en mayo al mínimo en 30 meses, tras desplomarse 16.6% en abril debido a un amplio inventario doméstico.

El aluminio terminó en 2,541 dólares, apenas por encima de 2,531 dólares al cierre del lunes.

El zinc se negoció en 2,212 dólares, 1.8% más desde los 2,172 dólares de la víspera.

El plomo cerró en 2,460 dólares, un alza de 0,3 por ciento.

El estaño ganó 2.6%, a 25,450 dólares.

El níquel cotizó con alza de 1.1%, a 21,900 dólares la tonelada.