Londres - El cobre subía este miércoles a máximos de cuatro meses y medio después de que el Banco de Japón siguió a la Fed y flexibilizó su política monetaria, lo que alentó la confianza de los inversionistas, pero las ganancias tendrían corta vida debido a que una mejora significativa en la demanda real está aún por verse.

El cobre en la Bolsa de Metales de Londres avanzaba 0.58%, a 8,367 dólares la tonelada a las 1025 GMT, frente al cierre de 8,319 dólares el martes.

Más temprano, el contrato alcanzó los 8,422 dólares, su mayor nivel desde inicios de mayo.

El Banco de Japón flexibilizó su política monetaria, en momentos en que la desaceleración de la demanda mundial y las crecientes tensiones con China han perjudicado las posibilidades de una recuperación a corto plazo en la economía dependiente de las exportaciones.

Japón es el segundo mayor importador de metales en Asia después de China.

Los precios del metal rojo recibieron impulso además luego de que algunas fuentes de la industria aseguraran que la demanda de cable de cobre en China mejoró en agosto.

Rob