El precio del cobre cayó 3% el jueves y tocó mínimos de un mes, en momentos en que las preocupaciones por la demanda en China, el mayor consumidor mundial, presionaron al metal por debajo de un nivel de soporte clave, lo que generó una ola de ventas.

Cuatro operadores del cobre, incluyendo a dos de fundiciones estatales chinas, dijeron que esperaban que el gigante asiático aumente sus exportaciones del metal, liberando parte de sus existencias cercanas a máximos récord hacia el mercado.

Cualquier expectativa de un recorte significativo en la producción de cobre para contrarrestar el lento crecimiento de la demanda en China fue disipada esta semana en un evento de la industria en Chile, debido a que los delegados se concentraron en cambio en las reducciones de costos.

El metal retrocedió a sus mínimos del 1 de marzo de 4,641 dólares la tonelada, muy por debajo de su máximo de cuatro meses de 5,131 dólares alcanzado el mismo mes.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una baja de 2.9%, a 4,650.50 dólares la tonelada.

La tendencia a la baja se agudizó después de que los precios cayeron por debajo de 4,770 dólares por tonelada y luego nuevamente cuando perforó 4,725 dólares.

El cobre también perdió apoyo por la debilidad del dólar, que fue presionado tras la publicación de las minutas de la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, que mostraron una actitud cauta entre los miembros del banco en torno a subir las tasas de interés. El dólar luego cotizaba estable.

Las ventas de cobre también presionaron a otros metales, incluyendo el zinc, que perdió 3%, a 1,754 dólares por tonelada.

En tanto, el aluminio extendió la pérdida de más de 1% de las dos sesiones anteriores, luego de que los precios fueron afectados por un exceso de suministros motivado por China.

El níquel cedió 2.3%, a 8,390 dólares por tonelada.