El cobre cayó el martes y tocó su nivel más bajo en más de tres meses, debido a que un aumento de los inventarios destacó la abundancia de suministros.

Preocupaciones sobre guerra comercial, tasas de interés más altas en Estados Unidos y la fortaleza del dólar pesaron sobre los metales industriales.

El cobre fue afectado por datos que mostraron que sus inventarios en la Bolsa de Metales de Londres aumentaron en 3,200 toneladas el martes a 322,475 toneladas, con un avance de 61% en lo que va del mes.

Aunque algunos inversionistas han estado preocupados de que posibles huelgas en minas puedan crear escasez, eso no era una gran amenaza por los robustos suministros, dijo la economista jefe de materias Primas de Capital Economics, Caroline Bain.

Ya se han firmado algunos acuerdos laborales, mientras que el martes se anunciaron avances en las negociaciones en la mina de cobre Los Pelambres, de la minera Antofagasta, en Chile.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una baja de 1.4% a 6,755 dólares por tonelada, en su cuarta sesión de pérdidas. Durante la sesión llegó a tocar 6,730 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde el 14 de diciembre.

Zambia prevé producir más de 1 millón de toneladas de cobre este año tras revisar al alza su producción del metal rojo en el 2017, lo que destacaba los crecientes suministros del material utilizado en el tendido eléctrico.

En tanto, aumentaban los temores a una guerra comercial después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impulso aranceles a las importaciones de acero y aluminio este mes y, según fuentes en Washington.