El cobre alcanzó su mayor nivel en casi dos meses este miércoles, debido a un mayor apetito por el riesgo luego de que el Parlamento de Grecia aprobó un plan de austeridad para ayudar a salvar al país de la bancarrota.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con alza de 2.7%, a 9,320 dólares por tonelada, desde 9,072.50 dólares al cierre del martes, su mayor nivel desde el 4 de mayo, alentado por compras técnicas.

El Gobierno griego ahora deberá obtener el jueves la aprobación de una ley específica para la implementación del plan de austeridad de 28,000 millones de euros (39,700 millones de dólares), antes de que Grecia reciba el próximo tramo de 12,000 millones de euros del programa de rescate que Atenas necesita para evitar una cesación de pagos.

El alza del cobre se produjo en medio de la recuperación en otros mercados globales.

Las acciones mundiales avanzan por tercer día consecutivo, mientras que los precios del petróleo también subieron.

Los signos de mejora en el sector de vivienda de Estados Unidos también impulsaron al mercado.

Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos repuntaron en mayo desde un mínimo de siete meses, pero la demanda de hipotecas se hundió la semana pasada y el mercado sigue luchando bajo una montaña de propiedades sin vender.

La demanda de cobre en Asia se vio alentadora, dado que la producción industrial de Japón subió 5.7% en mayo, un ritmo mucho mayor que el mes anterior y ante los indicios de una disminución de las reservas en los depósitos del metal en China, dijeron analistas.

China es el mayor consumidor mundial de metales básicos.

El estaño terminó en 25,845 dólares, desde 25,375 dólares el martes.

El zinc cerró en 2,317 dólares, frente a 2,275 dólares.

El plomo cotizó en 2,634 dólares, comparado con 2,585 dólares.

El aluminio se negoció en 2,534 dólares, contra 2,520 dólares.

El níquel se transó en 23,075 dólares, respecto a 22,680 dólares.