Londres- El cobre cedió a mínimos de más de una semana este viernes, luego de que un reporte laboral en Estados Unidos más débil de lo esperado elevó la incertidumbre sobre el crecimiento económico, aunque los ajustados suministros del metal fuera de China limitaron las pérdidas.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajó 0.7%, a 8,229 dólares por tonelada. En la sesión, el metal llegó a bajar a 8,146 dólares, el menor nivel desde el 25 de abril.

En Nueva York, el contrato para julio cayó 1.50 centavos para cerrar en 3.7210 dólares por libra, tras operar entre 3.7025 y 3.7550 dólares.

El metal registró una caída de 3% en la semana, poniendo fin a dos semanas consecutivas de ganancias.

La economía estadounidense agregó 115,000 puestos de trabajo el mes pasado, según el informe de nóminas no agrícolas del Departamento de Trabajo dado a conocer el viernes, por debajo de los 170,000 puestos de trabajo previstos.

"Las cifras macroeconómicas están empeorando, en especial en Estados Unidos, por lo que va a ser difícil que los metales se mantengan al alza", dijo Edward Meir, analista de INTL FCStone.

Las elecciones en Francia también serán importantes, debido a que el euro podría fluctuar y ofrecer al mercado un poco más de dirección", agregó.

Participantes del mercado dijeron que esperan que las fundiciones de cobre y firmas comerciales chinas exporten cátodos de cobre refinado a los almacenes de la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) en los próximos dos meses para ayudar a aliviar la ajustada oferta global y reducir unas existencias locales cercanas a niveles récord.

Trabajadores contratistas pusieron fin la noche del jueves a un bloqueo parcial de las vías que mantenían en la mina chilena Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, en una breve protesta que no afectó la producción.

ros