Nueva York/Londres - El cobre bajó este viernes y registró su primera pérdida semanal desde inicios de enero, debido a las preocupaciones sobre el plan de rescate de Grecia.

El metal cayó 3% en la sesión, tras tocar su mayor nivel en cinco meses en la jornada anterior, y se mantuvo entre los que registraron mayores pérdidas en el índice de materias primas Thomson Reuters-Jefferies CRB index, retrocediendo junto a las acciones y al euro e ignorando buenos datos de importaciones de cobre de China.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una baja de 3.14%, a 8,485 dólares por tonelada. El jueves, el metal cotizó en 8,765 dólares, su mayor nivel desde el 16 de septiembre.

En Nueva York, el cobre cayó 11.65 centavos, o 3%, para cerrar en 3.8620 dólares por libra, cerca de la parte baja del rango de 3.8515-3.9785 dólares de la sesión. El cobre alcanzó los 3.9895 dólares el jueves, su mayor nivel en cinco meses.

Los partidos políticos griegos acordaron un plan de austeridad para recibir un segundo rescate financiero, mientras que un acuerdo de canje de deuda con los acreedores privados de Grecia estaba a punto de concretarse.

Pero la aprobación final del acuerdo parecía difícil de alcanzarse. El líder de un partido de extrema derecha de la coalición de Gobierno griego dijo que no podía votar a favor del acuerdo de rescate de 130,000 millones de euros (172,000 millones de dólares), que el país necesita para evitar una cesación de pagos.

Grecia debe hacer lo que sea necesario para aprobar el plan de rescate y evitar la catástrofe, dijo el viernes el primer ministro Lucas Papademos, agregando que aquellos ministros que no estén de acuerdo con ello no tienen lugar en su Gobierno.

La incertidumbre impulsó una toma de ganancias en el cobre, llevando a los precios a cerca de los niveles de soporte.

Las importaciones chinas de cobre cayeron 18.7% en enero desde el récord máximo de diciembre debido a una serie de feriados, aunque el descenso estuvo en línea con las previsiones y los volúmenes se mantuvieron en niveles saludables.

ros