Londres- El cobre operaba este lunes con pocos cambios, en medio de la incertidumbre por la habilidad de Estados Unidos de evitar un "precipicio fiscal" que podría desacelerar el crecimiento mundial y con ello afectar la demanda de metales.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cotizaba a 8.055,25 dólares la tonelada , frente a los 8.065 dólares del cierre del viernes.

El jefe de los republicanos en la Cámara de Representantes, John Boehner, ofreció aceptar un alza impositiva para los estadounidenses más ricos, derribando uno de los principales obstáculos para llegar a un acuerdo que resuelva el "precipicio fiscal", una combinación de alza de impuestos y recortes de gastos a inicios del próximo año y que amenaza con volcar al país hacia una recesión.

Sin embargo, los inversionistas sentían que las negociaciones no habían tenido avances significativos aún.

El mercado de metales encontró cierto apoyo en datos del viernes que apuntaron a un crecimiento en el vasto sector manufacturero de China y en la actividad fabril de Estados Unidos, pero esto aún se tiene que traducir en una mejora de los fundamentos de los metales.

Un crecimiento sólido en Estados Unidos y China será crucial para revivir la economía mundial e impulsar la demanda de materias primas en el 2013, particularmente porque la zona euro sigue cargando el peso de su crisis de endeudamiento.

ros