El cobre se negoció estable el lunes en Londres ante las esperanzas de que el débil crecimiento fabril en China abra las puertas a nuevas medidas de estímulo y luego de que el petróleo se recuperara. El avance fue limitado por las preocupaciones de que Grecia abandone las medidas de austeridad.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió apenas 0.09%, a 5,500 dólares por tonelada, tras el avance de 2% del viernes. Los precios se alejaron aún más de los mínimos de cinco años y medio de 5,339.50 dólares por tonelada, vistos la semana pasada.

El contrato de cobre más negociado en la Bolsa de Shanghái, el de abril, subió 2.8%, a 40,290 yuanes (6,437 dólares) por tonelada.

Una recuperación en los precios del petróleo ayudó a impulsar los precios de los metales. El avance de los metales en Europa fue limitado por las preocupaciones sobre Grecia, que lanzó un esfuerzo por persuadir a una escéptica Europa de aceptar un nuevo acuerdo de deuda.