Londres - El cobre cotizó con leves cambios este jueves afectado por la fortaleza del dólar, aunque recibió impulso por datos del sector laboral estadounidense y perspectivas de nuevas medidas de estímulo en el mayor consumidor de metales del mundo, China, tras débiles cifras económicas.

En julio, el crecimiento de la producción fabril de China se enfrió a su peor ritmo en más de tres años, mientras que la inflación anual del consumidor se desaceleró a un mínimo de 30 meses para ubicarse en 1.8 por ciento.

Algunos analistas refirieron que estas cifras eran lo suficientemente débiles para que Pekín tome medidas en su política económica y monetaria.

El cobre a tres meses en la bolsa de metales de Londres cerró con baja de 0.2%, a 7,534 dólares la tonelada. Los volúmenes eran menores debido a la temporada de vacaciones de verano boreal que se desarrolla en Europa.

El número de estadounidenses que pidió subsidio por desempleo cayó de manera inesperada en la última semana, mostró el jueves un informe del Gobierno, mientras que otro reporte reveló que el déficit comercial de Estados Unidos cayó en junio a su menor nivel en un año y medio.

Las acciones europeas subieron a cerca de máximos de este año, pese a las señales de debilitamiento económico en la región.

Mientras, el euro caía y el dólar estaba sólido ante una cesta referencial de monedas. Un dólar más fuerte hace que las materias primas cotizadas en la unidad sean más costosas para quienes tienen otras divisas.

Rob