LONDRES - Los precios del cobre cerraron estables este miércoles en Londres, tras alcanzar un máximo en dos meses y medio en la jornada anterior, en medio de la cautela por la crisis de deuda europea ante las negociaciones de Grecia para reestructurar sus pasivos.

La fortaleza del euro limitó las pérdidas del metal.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió levemente 0.4%, a 8,235 dólares.

En Nueva York, el contrato para marzo subió 2.30 centavos para cerrar en 3.7525 dólares por libra, manteniéndose cerca del máximo de dos meses y medios de la sesión anterior de 3.7590 dólares.

"La crisis del euro aún no ha culminado; habrá más problemas, por lo que sería cauto sobre cualquier incremento actual de precios", dijo el analista de INTL FC Stone Edward Meir. "Los números chinos no fueron malos, pero el crecimiento se está desacelerando", agregó.

La economía china creció más de lo esperado en el último trimestre, pero a su menor ritmo en dos años y medio, y parecía encaminarse a una desaceleración aún mayor, a medida que el auge exportador pierde fuerza y el sector inmobiliario se estanca.

China consume cerca de 40% del cobre mundial, por lo que un menor crecimiento del gigante asiático impacta directamente en la demanda de metales industriales.

En un factor de riesgo para el mercado, Grecia se enfrenta este miércoles a sus acreedores en un renovado intento por romper un estancamiento en las negociaciones para recortar la deuda del país y evitar una moratoria.

Ayudando a limitar las pérdidas, el euro alcanzó un máximo de sesión contra el dólar, después de que fuentes dijeron que el FMI quiere aumentar su línea de crédito para ayudar a la zona euro a lidiar con una prolongada crisis de deuda.

Los precios del cobre cayeron en torno a 21% el año pasado, su primera caída anual desde el 2008, debido a la incertidumbre económica global que sembró preocupaciones por el panorama de la demanda.

En lo que va del mes, el cobre ha subido 7.5 por ciento.

ros