El cobre cerró este miércoles en su menor nivel desde diciembre, luego de que unos datos de China sugirieron un enfriamiento de la economía y una potencial menor demanda del mayor consumidor mundial, pero los analistas dijeron que el crecimiento todavía es fuerte.

La firmeza del dólar frente a una cesta de monedas también mantuvo el impulso sobre el metal.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 8,700 dólares por tonelada, respecto a 8,910 dólares al cierre del jueves.

El metal, usado en electricidad y construcción, tocó un mínimo de jornada de 8,643 dólares la tonelada, su menor nivel desde inicios de diciembre.

La producción industrial de China en abril subió 13.4% desde un año antes, comparado con un pronóstico promedio de 14.7% y bajó frente a un ritmo de 14.8% en marzo.

"El Gobierno está haciendo todo lo posible para desacelerar la economía, pero está creciendo fuertemente todavía", dijo Max Layton, analista de Macquarie.

La inflación anual de China retrocedió levemente a 5.3% en abril desde el máximo de 32 meses en marzo de 5.4 por ciento. Aunque la tasa estuvo por sobre lo esperado, persiste la opinión de que las presiones de precios ya tocaron techo y podrían empezar a ceder en el segundo semestre.

En tanto, el euro ampliaba sus pérdidas contra el dólar, ante una disminución del apetito de inversionistas por el riesgo.

El aluminio a tres meses cerró en 2,611 dólares por tonelada, desde 2,652 dólares en la víspera.

El zinc terminó en 2,160 dólares, frente a 2,173 dólares el martes.

El plomo cotizó en 2,295 dólares, comparado con 2,335 dólares un día antes.

El estaño se negoció por última vez en 29,100 dólares, desde 29,600 dólares en la jornada previa.

El níquel se transó en 24,550 dólares, contra 4,850 dólares por tonelada en la jornada anterior.