Londres- El cobre subió más de 2% este jueves, al récord en cuatro meses, ya que los inversionistas festejaron la noticia de que la Reserva Federal de Estados Unidos está lista para ofrecer estímulo económico adicional, lo que podría levantar el crecimiento económico y la demanda de metales industriales.

El miércoles, el presidente de la Fed Ben Bernanke dijo que el banco central estaba listo para ofrecer un estímulo extra a la economía, tras anunciar que probablemente mantendrá las tasas de interés cerca del cero por ciento al menos hasta fines de 2014.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) aumentó en un momento más de 2% al máximo en la sesión de 8,610 dólares la tonelada, récord desde el 19 de septiembre.

Al final de la jornada se cotizó a 8,590 dólares, desde 8,384 dólares el miércoles.

En Nueva York, el contrato para entrega en marzo subió 7.20 centavos, o casi 2%, para cerrar en 3.9015 dólares la libra, después de operar entre 3.8305 y 3.9105 dólares, su mayor nivel en cuatro meses.

"El anuncio de la Fed ciertamente parece haber servido", dijo un analista de Natixis, Nic Brown.

"Si uno piensa que la acción de la Fed llevará a un crecimiento económico más fuerte, entonces sí, debería alentar a la demanda de metales básicos, pero si uno cree que la acción de la Fed señala una debilidad más prolongada, entonces la conexión no es tan obvia", agregó.

Las nuevas órdenes de bienes manufacturados en Estados Unidos subieron en diciembre, mientras que un indicador de la actividad económica futura estadounidense se recuperó.

En tanto, las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo subieron moderadamente la semana pasada, sugiriendo una mejora en el mercado laboral.

Las esperanzas de que Grecia definirá las duras negociaciones sobre el canje de su deuda esta semana para evitar una caótica cesación de pagos también impulsaron la confianza en el mercado.

El euro tocó un máximo de cinco semanas contra el dólar este jueves, ante la especulación de un progreso en las negociaciones sobre la deuda griega y después de que la Fed de Estados Unidos indicó que las tasas de interés podrían mantenerse bajas por al menos otros dos años.

ros