Londres - El cobre caía este martes afectado por la incertidumbre sobre el panorama económico, mientras los inversionistas aguardaban una reunión de las autoridades de los bancos centrales en los próximos días, donde podrían dar señales de nuevas medidas de estímulo.

Datos económicos mixtos este martes hicieron poco por alentar a los inversionistas a hacer grandes apuestas antes de una reunión de las autoridades de los bancos centrales y economistas en Jackson Hole, Wyoming, el viernes.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 7,605 dólares por tonelada, por debajo de 7,640 dólares por tonelada al cierre del viernes.

El mercado en Londres estuvo cerrado el lunes por un feriado bancario.

Los precios de las casas en Estados Unidos subieron en junio por quinto mes consecutivo, una nueva señal de mejora a medida que la recuperación del mercado inmobiliario cobra fuerza.

Pero, recordando cuán frágil sigue siendo la economía, la confianza del consumidor cayó en agosto a su peor nivel en nueve meses, dado que los estadounidenses fueron más pesimistas en torno a las perspectivas para el comercio y el mercado laboral.

En China, un importante consumidor de metales, el sector industrial también anotó un fuerte descenso en sus ganancias en julio, mostrando que el debilitamiento de la demanda externa y doméstica ha afectado los resultados corporativos.

El metal, usado en electricidad y construcción, está en camino a subir 0.6% en el mes de agosto.

La fortaleza del euro contra el dólar ayudó a mantener limitadas las pérdidas del cobre. Un dólar débil hace que las materias primas denominadas en esa divisa sean más baratas para los tenedores de otras monedas.

Rob