Londres - El cobre subió este viernes a máximos de casi cuatro meses, impulsado por las esperanzas de más alivio cuantitativo en Estados Unidos y por la aprobación de un multimillonario programa de infraestructura en China.

Un plan del Banco Central Europeo para reimpulsar la economía del bloque también entregó apoyo a los precios del metal.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió a 7,990 dólares la tonelada, tras alcanzar más temprano la barrera psicológicamente importante de 8,000 dólares la tonelada, su mayor nivel desde mediados de mayo.

Datos de Reuters mostraron que el promedio móvil de 100 días del cobre se ubica en 7,665 dólares la tonelada, lo que quiere decir que los actuales precios están bien por sobre este muy seguido nivel técnico.

El aluminio, el zinc y el plomo también alcanzaron máximos de varios meses.

Estados Unidos creó muchos menos empleos de los esperados en agosto, lo que prepara el escenario para que la Reserva Federal lance la semana próxima nuevos estímulos para impulsar a la mayor economía del mundo y asesta un revés a las aspiraciones de reelección de Barack Obama.

China dio luz verde para 60 proyectos de infraestructura esta semana, en momentos en que busca dinamizar una economía sumida en su peor desaceleración en tres años, avivando las esperanzas de que el motor del crecimiento mundial pueda conseguir un impulso en el cuarto trimestre.

El Banco Central Europeo (BCE) acordó lanzar un nuevo programa de compras de bonos, potencialmente ilimitado, para rebajar los costos financieros de los países de la zona euro en dificultades y poner un piso a la crisis de la deuda, dijo el jueves el presidente del organismo, Mario Draghi.

Rob