Londres- El precio del cerró este jueves, arrastrado por la debilidad del euro tras comentarios del presidente del Banco Central Europeo, en tanto la proximidad de las festividades por el Año Nuevo Lunar en China hizo que los volúmenes negociados fueron moderados.

Un mejor panorama para la economía mundial este año, reflejado en datos positivos de China y Estados Unidos, ayudó a elevar los precios del cobre durante esta semana, aunque el optimismo aún no se ha traducido en demanda física.

Pero los metales acusaron el impacto cuando el euro cayó este jueves a mínimos de una semana contra el dólar y se hundió contra el yen, después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que las perspectivas para los bancos de la zona euro eran negativas.

Un dólar más fuerte encarece el valor de los metales para los tenedores de otras monedas.

Temprano, el BCE anunció que mantenía sus tasas de interés en mínimos récord, a 0.75%.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cotizó con baja de 0.55%, a 8,200 dólares la tonelada.

La semana de festejos del Año Nuevo chino comienza este fin de semana.

Antes de eso, los inversionistas esperan datos comerciales de China el viernes.

Las importaciones de cobre podrían recuperarse levemente en enero, tras caer en diciembre, aunque las existencias casi récord en Shanghái harán que el incremento.

EGV