Londres- El cobre retrocedía este miércoles a cerca de su menor nivel en tres semanas, ampliando las pérdidas de la sesión anterior, debido a que el euro recortaba sus ganancias contra el dólar y en medio de dudas sobre la demanda de China, el mayor consumidor global del metal.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales en Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajaba 0.4%, a 8,260 dólares por tonelada.

Luego de beneficiarse la semana pasada de una inyección de liquidez del Banco Central Europeo en los mercados, la ola vendedora del martes muestra que los inversores están más preocupados sobre el panorama del metal, ante una desaceleración de China y una recesión en Europa.

"Parece que la euforia (...) se está disipando", dijo Nic Brown, jefe de investigaciones sobre materias primas de Natixis.

"La realidad de un menor crecimiento en los países BRIC y las amenazas de la situación en Europa y Grecia y otros problemas fiscales están empezando a pesar en el mercado", agregó.

El euro recortaba ganancias contra el dólar debido a que la incertidumbre sobre si Grecia obtendría el apoyo suficiente para una reestructuración de deuda afectaba la confianza en el mercado.

Un grupo de fondos de pensiones griegos y algunos inversores extranjeros han mantenido en reserva la posibilidad de un canje de bonos, que permitiría a Grecia cumplir con el pago de su deuda el 20 de marzo, lo que alentaba preocupaciones sobre una moratoria en Atenas si la participación es reducida.

Los analistas dijeron que existían más presiones bajistas para el cobre debido a la pobre demanda de China y una oferta abundante.

ros