Londres - El cobre cedió ganancias este jueves y terminó estable ante la fortaleza del dólar y un mejor panorama económico para el mayor consumidor de metales, China, luego de datos que sugirieron que la economía del gigante asiático se estaba estabilizando.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres terminó sin cambios en 8,220 dólares la tonelada tras tocar máximos de una semana de 8,260 dólares más temprano.

El dólar subió frente a una cesta de divisas tras conocerse de un leve repunte de la actividad fabril en la zona norte de la costa este de Estados Unidos.

Un dólar más fuerte hace que las materias primas denominadas en esa divisa sean más caras para los tenedores de otras monedas.

Los volúmenes negociados en cobre se mantenían escasos debido a la Semana de la Bolsa de Metales de Londres, una importante reunión anual de la industria de los metales industriales.

Los precios del cobre han estado estancados en un rango entre 8,100 y 8,400 dólares en las últimas semanas ante la incertidumbre sobre el panorama de la demanda para los metales industriales.

Datos desde China daban impulso a los precios del cobre. La economía de China se desaceleró por séptimo trimestre consecutivo entre julio y septiembre, incumpliendo la meta del Gobierno por primera vez desde la crisis financiera mundial, pero otros datos reportados este jueves apuntan a un rebote para fin de año.

Rob