LONDRES/SHANGHAI - El cobre bajaba este viernes pero continuaba cerca del máximo en cuatro meses, tras unos datos manufactureros de China que reflejaron un inicio pobre del año.

Esto contrarrestó las expectativas sobre la demanda de metales del país asiático en el corto plazo.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) se negociaba a 8,287.75 dólares por tonelada a las 1035 GMT, una caída de 0.9% desde el cierre del jueves.

Más temprano había llegado a 8,428.50 dólares, récord desde el 20 de septiembre. Esta semana los precios han ganado 3.5%, la segunda semana consecutiva de alzas.

Los manufactureros chinos iniciaron el 2012 con lentitud, mostró este viernes un sondeo entre gerentes de compras.

"Eso es lo que está jugando esta mañana", dijo un analista de Barclays Capital, Gayle Berry. "Para el cobre, la desaceleración de la demanda no es tan mala como se prevé, pero estos mercados siguen dominados por los temas macroeconómicos, son vulnerables a cualquier titular negativo".

Berry dijo que podría haber cierta presión para vender metales el viernes mientras los inversores cierran posiciones antes del Año Nuevo Chino, por el que toda la próxima semana habrá feriados en el país.

ros