Nueva York / Londres - El cobre cayó 1% este lunes desde máximos de cuatro meses por la falta de interés de compradores chinos en la primera sesión tras una semana de festivos, mientras que los inversores temieron por el poco progreso en las discusiones para resolver la crisis europea.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en 8,429 dólares por tonelada, desde 8,530 dólares al cierre del viernes, cuando en un momento alcanzó los 8,679.50 dólares, máximo desde el 16 de septiembre.

En Nueva York, el cobre para marzo cayó 6.25 centavos, o 1.6%, a 3.8265 dólares por libra, después de operar en entre 3.7970 y 3.8940 dólares.

Aún así, el precio del metal se dirige al mayor avance mensual desde octubre, con un alza de 10 por ciento.

El declive del cobre siguió las pérdidas en los mercados financieros de Asia, después de que Pekín no logró cumplir con las expectativas de reducir las reservas bancarias durante las festividades por el Año Nuevo Lunar.

Las ventas arrastraron al cobre por debajo de su promedio móvil de 200 días, un nivel clave de resistencia técnica que fue superado a fines de la semana pasada por primera vez desde fines de agosto.

Los precios podrían caer más si los operadores asiáticos siguen reacios a seguir la escalada de precios en los futuros de enero, que han ganado más de 14% a niveles máximos, y si datos clave de manufacturas en China esta semana apuntan a una mayor desaceleración en el sector.

"Dado el hecho de que el precio ha aumentado tan agresivamente este año, hay una buena base para creer que China no se va a volver al mercado agresivamente", dijo Nicholas Snowdon, analista de Barclays Capital en Nueva York.

El índice chino de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector de servicios elaborado por HSBC para el mes de enero será divulgado el miércoles. El índice subió a 50.3 en diciembre.

En tanto, los líderes de la Unión Europea (UE) intentaban este lunes conciliar la austeridad con el crecimiento económico, en una cumbre donde se prevé que aprobarán un fondo permanente de rescate para la zona euro y darán los toques finales a un pacto de estricta disciplina presupuestaria impulsado por Alemania.

Datos de la zona euro mostraron que la confianza en la economía se fortaleció en enero por primera vez desde principios del 2011, según datos divulgados este lunes, pero una recuperación de Alemania ocultó un deterioro en Francia e Italia, en una señal de la distinta suerte que viven los países al interior del bloque.

ros