Londres - El cobre bajaba este viernes, tras tocar su mayor nivel en cinco meses en la sesión anterior, debido a un retroceso del euro por las preocupaciones sobre el plan de rescate de Grecia, aunque buenas datos de importaciones de China y una relajación del crédito en Europa limitaban las pérdidas.

Las importaciones chinas de cobre cayeron 18.7% en enero desde el récord máximo de diciembre debido a una serie de feriados, aunque el descenso estuvo en línea con las previsiones y los volúmenes se mantuvieron en niveles saludables.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajaba a 8,605.5 dólares por tonelada, desde los 8,760 dólares de la pasada jornada.

"Es un ejemplo clásico de comprar con el rumor y vender con la noticia. Todos pensábamos que los datos de importaciones serían fuertes y lo fueron, por lo que la gente ahora está tomando algo de ganancias", dijo Daniel Smith, analista de Standard Chartered.

Los partidos políticos griegos acordaron un plan de austeridad para recibir un segundo plan de rescate financiero.

Sin embargo, la aprobación final del acuerdo sigue demorándose. El líder de un partido de la coalición de Gobierno dijo que no votará a favor de las medidas de ajuste necesarias para que el país reciba los 130,000 millones de euros (172,000 millones de dólares) que necesita para evitar una cesación de pagos.

La incertidumbre presionaba al euro frente al dólar, lo que golpea a los precios de las materias primas denominadas en la moneda estadounidense al encarecer su costo para los tenedores de otras divisas.

ros