El cobre tocó un mínimo semanal el martes, mientras el dólar subía y los inversionistas temían que la primera subida de las tasas de interés en Estados Unidos en casi una década pueda provocar un impago entre las mineras, altamente apalancadas.

El dólar se afirmó tras los datos que mostraron que las presiones inflacionarias crecieron en noviembre en Estados Unidos, cimentando las expectativas de un alza de tasas por parte de la Reserva Federal el miércoles. Un dólar fuerte encarece los metales tasados en el billete verde a los inversores no estadounidenses.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres bajó 2.4%, a 4,565 dólares por tonelada, tras tocar antes un mínimo para la semana de 5,554 dólares.

El crecimiento de la producción industrial de China alcanzó un máximo de cinco meses en noviembre, lo que señalaría que las medidas de estímulo de Pekín habrían puesto un piso bajo la economía.