Londres - El cobre cayó este miércoles y cerró cerca de mínimos de seis semanas debido a un avance del dólar y datos económicos débiles en la zona euro, aunque las señales de una recuperación del mayor consumidor de metales, China, limitó las pérdidas.

Los inversionistas estuvieron cautos, además, a la espera de un comunicado de la Reserva Federal tras su reunión de política monetaria.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres terminó en 7,817 dólares frente a los 7,831 dólares la tonelada del cierre del martes. El contrato llegó a un mínimo intradiario de 7,807.75 dólares el martes, su menor nivel en seis semanas.

La economía de China se está recuperando lentamente de su período de crecimiento más débil en tres años, señaló un sondeo de gerentes de compras (PMI, según su sigla en inglés).

Sin embargo, los sondeos PMI de la zona euro fueron débiles. Los datos de octubre mostraron que la actividad empresarial sufrió su peor mes desde que el bloque saliera de la última recesión hace más de tres años, lo que obligó a las empresas a recortar más empleos para reducir costos.

La reunión de la Fed de dos días culminará en la tarde de este miércoles.

Aunque los analistas no esperan nuevos anuncios de estímulos o cambios en la política monetaria, estarán atentos a los indicios y comentarios del banco central sobre la economía.

En los próximos meses, protagonistas del mercado también estarán atentos ante nuevas políticas de Pekín que podrían afectar la demanda de metales, con un cambio de liderazgo en el Congreso del Partido Comunista el 8 de noviembre.

Rob