Singapur- El cobre descendía levemente este jueves en Londres, en una sesión cauta en la que los inversionistas pasaban por alto unos datos que mostraron que el sector manufacturero de China creció más de lo esperado.

En cambio, los inversionistas esperaban alguna motivación mayor para llevar al cobre al alza.

El metal ha ganado más de 11% este año pero los analistas dicen que la demanda china todavía tiene que recuperarse con fuerza como para justificar un incremento adicional de los valores.

Si bien los últimos datos manufactureros chinos superaron las expectativas, algunos creen que eso podría desalentar un alivio monetario adicional por parte de Pekín, lo que a su vez podría afectar a la demanda de cobre.

El índice oficial de gerentes de compras de China aumentó a 51.0 en febrero desde 50.5 en enero, ante un repunte de los nuevos pedidos de exportación.

"Esto también nos está diciendo que hay una posibilidad menor de que China alivie aún más su política" ya que se recupera la economía, dijo Bonnie Liu, analista de materias primas de Macquarie en Shanghai.

Como la ventana del arbitraje sigue cerrada, lo que no da incentivos a los chinos para que importen cobre, y la liquidez aún está ajustada, Liu dijo que las importaciones chinas de cobre refinado podrían caer a alrededor de 250,000 toneladas en febrero desde 335,480 toneladas en enero.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajaba 0.4% a 8,465 dólares por tonelada a las 0707 GMT. El miércoles había descendido 1 por ciento.

ros