Nueva York/Londres- El cobre cayó este martes a un mínimo en cuatro meses ante las preocupaciones sobre una expansión más lenta en China, el estancamiento político griego y las señales de contracción en economías europeas grandes pese a unos datos favorables en Alemania.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajó 75 dólares, a 7,760 dólares la tonelada, tras tocar un mínimo de sesión de 7,732 dólares, el nivel más bajo desde el 12 de enero.

En Nueva York, el metal para julio perdió 3.65 centavos, o 1%, a 3.5175 dólares por libra.

La zona euro evitó por muy poco una recesión a inicios del 2012 pero la crisis de la deuda de la región golpeó a las economías de Francia e Italia y amplió la brecha de su desempeño con la potente Alemania.

El mercado de metales "hoy tiene mucho que ver con el ambiente macroeconómico, con la incertidumbre política en la zona euro", dijo Gayle Berry, analista de Barclays Capital.

"Los inversionistas también esperan datos concluyentes que sugieran si China se recuperará. Para los metales, una desaceleración mayor de lo previsto del crecimiento en China realmente es una preocupación grande", agregó.

China consume 40% del suministro global de cobre.

ros