Londres - El cobre caía este viernes presionado por un dólar más fuerte, una inminente crisis fiscal en Estados Unidos y renovados temores sobre la zona euro, aunque datos económicos de octubre de China limitaban las pérdidas.

Tras las elecciones presidenciales en Estados Unidos de este martes, los inversionistas se han preocupado de que Washington podría tener problemas para encontrar un compromiso para recortar el déficit presupuestario antes de que se inicien 600,000 millones de dólares de recortes de gastos del Gobierno y alzas de impuestos a comienzos del 2013.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres caía 0.39% a 7,600 dólares la tonelada, tras subir 0.3% en la sesión previa. Se encamina a una quinta semana consecutiva de pérdidas.

Mientras, el índice dólar subía apoyado en un alza del billete verde contra el euro ante débiles perspectivas de crecimiento de la zona euro y la incertidumbre sobre una para Grecia y España.

Un dólar más fuerte hace a los metales denominados en esa divisa más costosos para tenedores de otras monedas.

Sin embargo, en el lado positivo para los precios, datos de China mostraron que la producción industrial y las ventas minoristas de octubre superaron levemente las expectativas, mientras que la inflación anual de octubre bajó a su menor ritmo en casi tres años, lo que le da a las autoridades espacio para una política monetaria más expansiva, de ser necesaria.

Rob