Londres - El cobre bajaba este lunes presionado por un debilitamiento del euro y por los temores a la crisis de deuda en Europa, mientras crecía el nerviosismo de los inversionistas antes de una presentación del jefe de la Reserva Federal, en busca se indicios sobre medidas de alivio monetario.

Las pérdidas eran limitadas por las expectativas de medidas de estímulo en China, el mayor consumidor de cobre, luego de que el primer ministro Wen Jiabao dijo que Pekín incrementaría sus esfuerzos para impulsar la economía.

"Las señales de un alivio cuantitativo o comentarios sugiriendo una mayor expansión monetaria son positivos, pero hay muchos problemas en este momento, por lo que se necesita algo realmente agresivo para sostener una recuperación", dijo el analista de RBS Nikos Kavalis.

La economía china creció 7.6% en el segundo trimestre, un nivel que estuvo en línea con las previsiones del mercado y alivió las preocupaciones de los inversionistas, a pesar de que el país se encamina a su menor expansión anual desde 1999.

El cobre a tres meses en la bolsa de Londres se ofrecía con un retroceso de 0.78%, a 7,658 dólares por tonelada.

Con algo más de claridad sobre China, ahora los inversionistas aguardan al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien presentará un informe ante el Congreso.

El mes pasado, la Fed amplió sus esfuerzos por mantener las tasas de interés bajas, pero se abstuvo de anunciar una tercera ronda de alivio monetario.

El cobre también era presionado por un retroceso del euro a cerca de su menor nivel en dos años.

Rob