Londres - El cobre bajaba levemente este lunes, golpeado por un dólar más fuerte y al tiempo que el receso por el Año Nuevo Chino en gran parte de Asia mermaba la liquidez del mercado, aunque la disminución era limitada por mejores panoramas de crecimiento en Estados Unidos y China.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres caía a 8,283 dólares la tonelada frente a 8,295 dólares la tonelada, con volúmenes extremadamente bajos debido al Año Nuevo en Asia.

Después de transitar la mayor parte de enero casi sin cambios, el cobre alcanzó su punto más alto desde el 20 de septiembre la semana pasada, llegando a 8,346 dólares la tonelada.

El cobre se veía debilitado por el dólar, que cotizaba cerca de un máximo en dos semanas frente al euro, elevando el costo de los metales valuados en la divisa estadounidense para inversionistas que operan en otras monedas.

La semana pasada, la moneda única europea fue presionada por comentarios vistos por operadores como levemente pesimistas por parte del Banco Central Europeo.

También pesaron sobre el euro, y a su vez sobre el cobre, un escándalo político en España y la cercanía de las elecciones en Italia.

Sin embargo, la caída del metal fue limitada por datos comerciales la semana pasada que mostraron que las exportaciones de China treparon más que 25% pronosticado para enero frente al año anterior, mientras que las importaciones subieron 28.8%, también por encima de las estimaciones de analistas.

Los datos comerciales de Estados Unidos también fueron positivos, mostrando una reducción del déficit en diciembre a su menor nivel en casi tres años, lo que sugiere que en el cuarto trimestre la economía del país norteamericano se desempeño.

EGV