LONDRES.- El cobre se desplomó a mínimos de ocho meses el lunes, debido a que inversionistas huyeron de las materias primas y de otros activos percibidos como riesgosos, ante persistentes preocupaciones sobre la economía en la zona euro.

El aluminio también alcanzó mínimos de ocho meses de 1,828 dólares la tonelada, mientras que el zinc bajó a su menor valor en 11 meses de 1,577 dólares la tonelada.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó hasta 6,037.50 dólares la tonelada, su menor valor desde el 6 de octubre. El metal, usado en electricidad y construcción, cerró a 6,100 dólares la tonelada desde 6,280 dólares del viernes.

En Estados Unidos, el cobre para entrega en julio en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, perdió 5.35 centavos, o 2%, para finalizar a 2.7660 dólares la libra.

Las preocupaciones de que Hungría pueda ser la próxima víctima de la crisis de la deuda europea, y unos datos del empleo estadounidense de la semana pasada que resultaron decepcionantes, agitaron a los mercados financieros y alejaron a los inversores de las materias primas y las acciones.

"Los fundamentos no están conduciendo realmente los metales industriales, pero la gente está preocupada por la economía europea y la demanda", dijo Max Layton, analista de Macquarie.

"Lo que me preocupa es que la mayoría de gobiernos está dejando de lado muy pronto el estímulo fiscal (...) China luce bien con un crecimiento mínimo de 8 a 9% el año que viene", añadió.

Las acciones europeas cayeron el lunes porque a los temores sobre la deuda de Hungría se sumaron dudas sobre la economía de la zona euro.

El euro, cayó por debajo de 1.19 dólares por primera vez en más de cuatro años el lunes, pero luego mostraba una ligera recuperación, apoyado por la demanda de corporaciones europeas y por un fuerte incremento en los pedidos industriales en Alemania.

El níquel y el estaño tocaron mínimos de cuatro meses de 17,375 y 15,500 dólares respectivamente.

"Más recientemente, el foco está en Hungría", dijo el analista Daniel Major de RBS. "Si bien Hungría no es un gran consumidor de materias primas, hay temores de contagio y una sensación general de aversión al riesgo", agregó.

El plomo registró un mínimo de un año de 1,535 dólares la tonelada. Cerró a 1,554 dólares la tonelada desde 1,607 dólares del viernes.

El zinc terminó a 1,628 desde 1,641, el estaño a 15,500 frente a 16,005, el aluminio a 1,867 desde 1,881 y el níquel a 18,200 dólares desde 17, 950 dólares del viernes.