El cobre subió este lunes por una mayor confianza, tras conocerse sólidos datos de la actividad manufacturera de Estados Unidos la semana pasada, y por las expectativas de que la demanda de los mercados emergentes aumentará este año.

Los mercados estadounidenses estaban cerrados este lunes por la celebración del Día de la Independencia.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres subió a 9,455 dólares por tonelada desde los 9,435 dólares la tonelada del viernes.

Más temprano, el metal usado en electricidad y construcción tocó un máximo de jornada de 9,520.25 dólares la tonelada, su mayor nivel desde el 28 de abril.

"No parece haber un ajuste en el mercado del cobre en la mitad del año, pero creemos que el déficit de este año sólo va a estar en el orden de las 100,000 toneladas, mucho menos que las expectativas del consenso" del mercado, dijo el analista Andrew Keen de HSBC.

El ritmo de crecimiento en la actividad manufacturera de Estados Unidos subió por primera vez en cuatro meses en junio, sorprendiendo a los inversionistas e impulsando el optimismo de que la reciente desaceleración económica sería temporal.

Sin embargo, la producción fabril de China creció a su ritmo más lento en 28 meses durante junio por una ralentización en el aumento de las órdenes, con una demanda global más débil y ajustes en la política monetaria local afectando a la producción.

Un dólar ligeramente más fuerte contra una cesta de monedas pesaba sobre los precios de los metales.

El euro retrocedió desde máximos en un mes contra el dólar luego de que Standard & Poor's dijo que un plan de refinanciamiento de deuda que está siendo considerado por Grecia podría poner al país en una moratoria selectiva, aunque un sólido apoyo en los niveles más bajos posiblemente frenará las pérdidas.

El aluminio subió a 2,510 dólares la tonelada desde los 2,503 dólares del viernes.

El zinc avanzó a 2,398 dólares desde los 2,360 dólares de la última jornada.

El plomo cambió de manos a 2,684 dólares contra 2,674 dólares de la pasada jornada.

El estaño operó por última vez 25,675 dólares frente a 26,050 dólares del viernes.

El níquel subió a 23,175 dólares desde los 23,000 dólares de la última jornada.