El cobre cerró casi estable este jueves, debido a que expectativas de un aumento de la demanda de China, el mayor consumidor mundial del metal, compensó datos de pedidos de subsidio por desempleo en Estados Unidos que dieron nuevos indicios de una desaceleración en la economía.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en 9,055 dólares por tonelada, respecto a 9,045 dólares por tonelada al cierre del miércoles.

Las noticias de que las ventas al exterior de cobre de Perú, uno de los mayores exportadores mundiales del metal, cayeron en abril y que los manifestantes en contra de la minería en el sureste de Perú retomaron el miércoles sus protestas, impulsaron también al metal.

El metal cayó a un mínimo de sesión de 8,932 dólares luego de que datos mostraron que las solicitudes de beneficio por desempleo en Estados Unidos subieron la semana pasada y de que el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, destacó que un alza en las tasas de interés estaría a un mes de distancia.

"Los datos de empleos fueron un poco peor de lo esperado, pero no creo que sea una gran sorpresa. Definitivamente hay una desaceleración y vamos a comenzar a ver cifras más débiles en las próximas semanas", dijo el analista Edward Meir, de MF Global.

China, responsable de casi 40% del consumo mundial de cobre, difundirá datos comerciales el viernes. Las importaciones de cobre chinas se desplomaron este año, pero algunos participantes del mercado refieren que la demanda subyacente sigue intacta.

El suministro global sigue siendo motivo de preocupación. Cerca de 40% de los trabajadores tercerizados que permanecían en huelga en una mina de cobre de la estatal chilena Codelco dejaron la protesta, dijo este jueves un representante de las empresas contratistas.

El plomo cerró en 2,609 dólares, desde 2,577 dólares el miércoles.

El aluminio terminó en 2,660 dólares por tonelada, respecto a 2,668 dólares en la víspera.

El zinc operó en 2,285 dólares, contra 2,293 dólares.

El níquel cotizó en 23,200 dólares, frente a 22,705 dólares.

El estaño se transó en 25,705 dólares, comparado con 25,695 dólares.