El cobre subió este lunes impulsado por la debilidad del dólar e interrupciones en el suministro en Chile, el mayor productor mundial del metal.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró con ganancias de menos de 0.5%, a 9,135 dólares por tonelada, desde un cierre de 9,099 dólares el viernes.

En el mercado de futuros de Shanghái no hubo negocios debido a un feriado chino.

"Los metales básicos están un poco mixtos, ligeramente más firmes debido al dólar, pero persiste ese tono subyacente sobre las potenciales implicancias para la demanda tras los débiles datos económicos (en Estados Unidos)", dijo el analista Daniel Major de RBS.

El viernes, un informe mostró un aumento de apenas 54,000 empleos en las nóminas estadounidenses de mayo, la peor lectura desde septiembre, mientras que la tasa de desempeño subió a 9.1% en mayo desde 9% en abril, lo que arrojó dudas sobre la recuperación de la mayor economía del mundo.

El euro cedía el lunes después de que un funcionario alemán sugirió que un segundo paquete de rescate para Grecia aún no es seguro, aunque operadores dijeron que las perspectivas de un aumento de las tasas de interés limitarían las pérdidas de la moneda única.

En Chile, la cuarta mayor mina de cobre del país, El Teniente, estaba produciendo a menos de la mitad de la capacidad después de que la mayoría de los trabajadores de plantilla se quedó en sus casas para evitar la violencia con los contratistas, que están en huelga.

El Teniente, una mina de la estatal Codelco y que produce 2.5% del cobre de Chile, seguía operando con el mínimo de personal para mantener la operación a 40% de la capacidad, procesando material almacenado.

"Esto ha dado excusas para comprar. No obstante, el impacto general en el mercado de cobre sería mínimo dado el actual buen suministro en el mercado de concentrados", dijo Standard Bank en una nota.

El zinc cerró en 2,272 dólares por tonelada, tras tocar su mayor nivel desde fines de abril, desde los 2,258 dólares por tonelada.

El plomo terminó en 2,502 dólares por tonelada, frente al cierre del viernes de 2,432 dólares.

El estaño cotizó en 26,005 dólares, contra 26,400 dólares por tonelada.

El níquel operó en 22,630 dólares, desde 22,800 dólares por tonelada.

El aluminio terminó en 2,660 dólares, comparado con 2,637 dólares por tonelada.