Londres - El cobre subió este lunes, impulsado por un euro fuerte y alentadores comentarios sobre el crecimiento de China que elevaron las esperanzas de una recuperación en la demanda del metal, pero la persistente preocupación por los problemas de deuda que aquejan a Europa limitaban el avance de los precios.

El cobre a tres meses en Londres terminó a 7,495 dólares por tonelada desde el cierre a 7,445 dólares del viernes, cuando subió 1.6% y registró su mayor avance diario desde el 13 de julio tras un reporte de empleos mejor a lo esperado en Estados Unidos.

Una desaceleración estacional de la demanda industrial por las vacaciones de verano en el hemisferio norte mantenía los volúmenes de cobre limitados y los precios en un rango de 7,200 y 7,800 dólares la tonelada, en el que ha estado operando desde fines de mayo.

La apreciación del euro ante el dólar ayudó a la subida del cobre. Un dólar más débil hace que las materias primas con precio en esa moneda sean más baratas para tenedores de otras monedas.

Los precios podrían romper ese rango si la economía de China se recupera en el tercer trimestre o a inicios del cuarto trimestre, como esperan los analistas, y si no hay un marcado deterioro de las finanzas de la zona euro.

La producción industrial de China en julio, junto a las ventas minoristas e inflación, se conocerán el jueves. Estas cifras serán importantes para los mercados de los metales básicos debido a que el gigante asiático es el mayor consumidor mundial de la mayoría de los metales industriales.

Los inversionistas se tranquilizaron por la promesa del banco central de China el domingo de afinar su política monetaria en el segundo semestre del año y mejorar la política crediticia para impulsar la economía real, reiterando compromisos gubernamentales en medio de una desaceleración económica.

La demanda china ha sido floja en lo que va del año. El mercado está esperando señales de que el apetito por el metal está creciendo en el gigante asiático.

Pero las fundiciones de cobre de China planean aumentar las exportaciones de cobre refinado tras un reciente ajuste tributario que redujo sus costos de exportación e hizo esas operaciones más atractivas, dijeron dos fuentes de las fundiciones el lunes. Esta decisión podría sumar presión sobre los precios.

Rob