Nueva York/Londres- El cobre subió este martes impulsado por buenos datos de la actividad fabril en China y Estados Unidos, pero los temores por la crisis de la zona euro y las menores expectativas de un estímulo monetario en el país norteamericano limitaron el avance del metal.

Las operaciones fueron escasas debido al cierre de varios mercados por el Día del Trabajo, incluyendo China y algunos países en Europa.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió a 8,440 dólares la tonelada desde los 8,400 dólares del lunes, tras alcanzar un máximo de sesión de 8,454 dólares.

En Nueva York, el contrato para julio avanzó 1.40 centavos, para cerrar en 3.8435 dólares por libra, tras operar entre 3.8120 y 3.8555 dólares.

El índice oficial de gerentes de compras de China (PMI) subió a un máximo de 13 meses de 53.3 puntos en abril, desde los 53.1 puntos de marzo, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

La cifra indica una mayor expansión del sector industrial, aunque fue levemente menor a las expectativas del mercado, de 53.6 puntos.

China consume cerca de 40% del suministro mundial de cobre.

Por su parte, la actividad manufacturera de Estados Unidos se elevó en abril respecto de marzo a su mayor nivel desde junio del año pasado, gracias a un ascenso en los componentes de producción, empleo y nuevos pedidos, mostró el martes un informe.

"El dato fue positivo. Las cifras chinas confirmaron que la economía ha tocado fondo en el primer trimestre del año. Esto ilumina el escenario para el cobre a mediano plazo", dijo Gianclaudio Torlizzi de T-Commodity.

"Las menores expectativas de un estímulo monetario en Estados Unidos, sin embargo, podrían presionar los precios a la baja en el corto plazo", agregó.

Dos altos funcionarios de la Reserva Federal disintieron públicamente este martes sobre la necesidad de aplicar un nuevo estímulo monetario a la economía, dejando al descubierto las diferencias al interior del banco central estadounidense.

ros