La crisis por un brote de coronavirus que comenzó en China, y cuyos contagios se han expandido rápidamente a diferentes países ha provocado una fuerte búsqueda de activos refugio, como el oro.

“Nuestros estrategas globales en commodities subieron el precio objetivo del oro para este año, pasando de 1,575 a 1,640 dólares por onza. Mencionan que el activo puede amortiguar los impactos de volatilidad del coronavirus; sumándose a posibles afectaciones sobre las cadenas de suministro y los resultados trimestrales en la UPA de las empresas”, señala la institución financiera estadounidense en una nota para inversionistas.

Iniciada en China a finales de diciembre, la epidemia del coronavirus alcanzó su punto culminante entre los días 23 de enero y 2 de febrero y después de esta fecha, el contagio de nuevos casos ha ido disminuyendo, según la OMS.

Actualmente, el virus ha contaminado a unas 77,000 personas de las cuales, 2,600 han muerto. Además de China, una treintena de países ha registrado unos 2,500 casos y decenas de muertos, según AFP.

Los especialistas de Citibanamex consideran que en un plazo de tres meses, la cotización del metal precioso podría irse hasta los 1,625 dólares por onza, y escalar hasta los 1,700 dólares por onza en un horizonte de seis a 12 meses. Sin embargo, en el largo plazo, la tendencia alcista en el lingote podría generar aún mayor rendimiento, y es que consideran que para los próximos 24 meses, el precio treparía hasta los 2,000 dólares por onza.

Este año, el metal se ha beneficiado de factores extraordinarios. A finales de noviembre del año pasado, Citibanamex había recortado el precio objetivo del oro, pues aunque advertía que para el largo plazo la tendencia era bullyish, los acuerdos entre Estados Unidos y China habían favorecido la búsqueda de riesgo, en detrimento de activos refugio como el oro.

A inicio de este año, el precio del oro aumentó ante los ataques en Irak a bases militares donde operaba personal estadounidense, por parte de fuerzas armadas iraníes; sin embargo, volvió a la calma tras la menor escalada bélica.

[email protected]