En el tercer trimestre de 2020, la utilidad de Citibanamex fue de 4,510 millones de pesos, 40.2% menos respecto a los 7,500 millones obtenidos en el mismo periodo de 2019.

En el acumulado enero-septiembre, el beneficio del grupo financiero cayó 43.7%, de 21,300 millones en el 2019, a 12,000 millones en nueve meses de 2020.

Manuel Romo, director general de la institución, dijo que ello obedece a la construcción de reservas adicionales, así como a una ligera disminución en el volumen de negocio.

“Lo anterior se explica por la construcción de reservas fundamentalmente, así como una pequeña disminución en los volúmenes de negocio; los cambios que vemos en la conducta de facturación; se están utilizando menos las tarjetas de crédito y débito, así como la menor venta de productos de la banca tradicional, que aunque se están recuperando, sí acumulan los meses en donde estuvimos abajo de los meses del año pasado. Todo esto, derivado del desafiante entorno económico que estamos presenciando y en línea con lo que teníamos previsto”, explicó el banquero.

Cartera se contrajo

Al tercer trimestre del año, la cartera de crédito de Citibanamex se ubicó en 643,000 millones de pesos, 3.7% menos que 667,000 millones del mismo periodo de 2019. En su comparación con el trimestre previo, la baja fue de 8.5 por ciento.

Al interior, los créditos comerciales crecieron 2.6%; mientras que los créditos personales mostraron una disminución de 15.4%; el financiamiento a través de tarjetas hubo una baja 3.9%; y en los créditos de vivienda una reducción de 5.4 por ciento.

No obstante, el Índice de Cartera Vencida de Citibanamex se ubicó al cierre de septiembre en 1.9%; su Índice de Cobertura fue de 290%, lo que cubre casi tres veces la cartera vencida; su Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) se ubicó en 189%; y el Índice de Capitalización (ICAP) en 15.5 por ciento.

Mayor morosidad, prevé en próximos meses

Manuel Romo comentó que para los más de 800,000 clientes que pidieron el aplazamiento del pago de sus créditos en meses previos, este beneficio ya terminó y el 90% de estos ha retomado sus pagos.

Con el otro 10% el banco ya se ha acercado para buscar una solución a la medida de las posibilidades de cada uno.

No obstante, sí previó que para finales del 2020 e inicios del 2021, se incremente la morosidad, por lo que debe cuidarse a estos clientes y estar el pendiente de los indicadores de empleo.