En su debut en los principales índices del mercado de valores mexicano, los nuevos integrantes del S&P/BMV IPC —GMéxico Transportes (GMXT)— y del FTSE-BIVA —Banco del Bajío (BBAJIO)—, tuvieron jornadas mixtas.

Ayer ingresaron por primera vez GMXT y BBAJIO a la muestra del S&P/BMV IPC, el índice referencial de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y del FTSE-BIVA de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), respectivamente.

Ello, tras haberse hecho el primer rebalanceo o cambio del año.

GMéxico Transportes, que sustituyó a la farmacéutica Genomma Lab en el S&P/BMV IPC, integrado por las 35 emisoras más bursátiles de la BMV, revirtió la caída cercana a 3% que acumulaba en las primeras horas de la jornada.

La emisora finalmente cerró con un alza de 1.02%, a 32.82 pesos por acción respecto a la anterior cotización.

La historia para Banco del Bajío fue diferente en su primer día de cotización en el referencial de la Biva que concentra 52 emisoras.

Sus títulos cerraron con una ligera caída de 0.70%, a 39.77 pesos por papel desde los 40.05 pesos registrados en la sesión previa.

“El mercado mexicano estuvo bastante negativo de alguna manera se reflejó lo que sucedió en el mercado de Estados Unidos el lunes (que cayó arrastrado por el sector tecnológico)”, explicó el director de análisis financiero en Black Wallstreet Capital México (BWC), Jacobo Rodríguez.

es positivo

Según el analista, el hecho de que una empresa entre formalmente a la muestra de un índice es positivo por el tema de bursatilidad y volumen en las operaciones. Más inversionistas miran la acción y existen fondos que únicamente invierten en empresas indizadas.

Las emisoras que ingresaron a los índices bursátiles son atractivas para la firma de asesores en inversión BWC.

GMéxico Transportes, que hace cuatro meses listó sus acciones en la bolsa mexicana, es una empresa que tiene buena expectativa a futuro.

Banco del Bajío “gusta mucho” por la calidad de su cartera de crédito y su estrategia para digitalizar más sus operaciones, consideró Jacobo Rodríguez.

Añadió que el S&P/BMV IPC está marcando un nivel por alrededor de 47,000 unidades en promedio y en caso de romper a la baja las pérdidas podrían extenderse.

Ayer, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores  cerró con una caída de 0.84% para ubicarse en 47,076.51 puntos. Mientras que el FTSE-BIVA finalizó la sesión en 957.60 puntos o con una baja de 0.72 %, aunque ahora no existe posibilidad de comprarlo.

judith.santiago@eleconomista.mx