Nueva York.- El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler se puso en verde en 2011 con un beneficio neto de 183 millones de dólares por un fuerte aumento de sus ventas el año pasado.

El fabricante de Auburn Hills (Michigan, norte de Estados Unidos) consiguió su mejor resultado desde 2009 en el cuarto trimestre del año pasado, con un beneficio neto de 225 millones de dólares.

El volumen de negocios aumentó 31% en un año, a 55,000 millones de dólares.

RDS