China autorizará las stock-options a partir de febrero, anunciaron los responsables de regulación, lo que suscita el temor de la prensa local de que vaya a generar mayor volatilidad en el mercado.

La Bolsa de Shanghai ofrecerá stock-options en un fondo cotizado a partir del 9 de febrero, según un comunicado de la Comisión de Regulación china (China Securities Regulatory Commission, CSRC), que presenta esta emisión como un "ensayo".

"Este ensayo de stock-options (...) tiene una gran importancia para la promoción de un desarrollo sano y para la mejora de la competitividad de China en los mercados de capitales", explicó la comisión.

Sin embargo, la introducción de stock-options, a comprar acciones de la empresa, podría generar mayor volatilidad, estima la prensa oficial.

Una stock-option permite a su propietario vender o comprar un activo predefinido en un periodo determinado.

Los inversores podrán intercambiar stock-options en el China 50 ETF, el índice que agrupa los 50 valores estrella, principalmente, empresas del sector de la finanza o las materias primas, de la Bolsa de Shanghai, precisó la CSRC.

Según las reglas emitidas por la Bolsa de Shanghai, la cantidad mínima de inversión para beneficiarse de las stock-options será de 500,000 yuanes (68,200 euros) para un inversor privado y un millón de yuanes (136,400 euros) para un inversor institucional.

Para los analistas, China se dirige poco a poco hacia la diversificación de sus mercados bursátiles, tras haber lanzado contratos en sus índices bursátiles en 2010.

Los principales índices bursátiles chinos han registrado una subida del 50% durante el año 2014, en la espera de nuevas medidas gubernamentales para sostener el crecimiento, pero muchos analistas se preguntan como se podrá mantener este crecimiento dada la desaceleración de la economía del país.

erp