China comenzó a difundir una tasa de cambio del yuan frente a una canasta de monedas, en un intento por disuadir a los inversionistas de enfocarse casi exclusivamente en las fluctuaciones de la divisa china respecto del dólar estadounidense.

El yuan se ha estado debilitando frente al dólar en los últimos meses, presionado sobre todo por los temores del mercado ante la desaceleración del crecimiento en China y un esperado aumento en las tasas de interés en Estados Unidos.

El mercado cambiario de China (CFETS por su sigla en inglés) anunció el viernes pasado que lanzó un nuevo índice del tipo de cambio efectivo del yuan, que el 30 de noviembre cotizaba en 102.93, un alza de 2.93% desde el cierre del 2014.

En ese mismo período, el yuan ha caído 3% frente a la divisa estadounidense.

La medida está hecha para hacerle más fácil al mercado observar la variación del tipo de cambio efectivo desde diferentes perspectivas , indicó el CFETS.