El cobre subió el lunes, respaldado por un descenso en los inventarios del metal y una mejoría en los precios mensuales de las propiedades en China, pero el avance fue limitado por la fortaleza del dólar.

El cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cerró con una ganancia de 0.8% a 6,828 dólares por tonelada.

Las ganancias del metal se frenaron por el avance del índice dólar, que sumó 0.37% a 94.013. Un dólar alto encarece las materias primas para tenedores de otras divisas.

Los inventarios on-warrant —aquellos que no están separados para entrega y que por tanto están disponibles para los inversionistas— en la LME declinaron a 147,799 toneladas, su nivel más bajo en más de dos meses.

Los precios de las casas nuevas en China subieron a un ritmo levemente más veloz en octubre tras permanecer estables el mes previo.

“Los precios de las casas en China fueron un poco más firmes, lo que es importante para el cobre”, señaló Caroline Bain, analista de Capital Economics, agregando que la construcción representa cerca de la mitad de la demanda por cobre del país asiático.